960x400

Construyendo Sabores

Julio 3, 2022

Uno de los placeres más grandes de cocinar es jugar con los sabores a la hora de crear nuevas preparaciones, sin embargo, ¿sabes qué tipo de ingredientes combinar para entregar una experiencia a tus clientes?

Pese a que existen diversas combinaciones clásicas que funcionan a la perfección, son muchos los sabores que podemos mezclar para construir platos explosivos. Pon atención a las diversas variedades que podemos encontrar en los sabores más tradicionales y entrégale un toque único a los platos de antaño.

 

SALADO

Mientras que la sal de mesa blanca es estándar, ésta no es la única opción. Existe sal de distintos lugares del mundo que pueden agregar texturas y colores interesantes, además de variaciones de minerales que pueden llegar a cambiar el sabor: sal negra de hawái, flor de sal, sal ahumada, kosher, rosada del himalaya y sal de mar.

 

DULCE

Intenta utilizar un endulzante natural como la miel o jarabe de maple, ya que, son ingredientes que agregan su propio sabor y lo vuelve extra dulce. Incluso, puedes usar ingredientes naturales como las hojas de stevia para intensificar la dulzura sin agregar calorías.

 

AMARGO

Enfatiza lo amargo con ralladura de cítrico, tinta de calamar, chocolate oscuro y polvo de expreso.

 

SABOR /UMAMI

El sabor del umami es identificado como uno de los sabores responsables de generar un link entre las personas y la comida. Ocurre naturalmente cuando contiene glutamato monosódico como la carne, tomates deshidratados, queso parmesano o champiñones.

 

FUEGO & HIELO

Si bien no tienen una relación en temperatura, las experiencias del calor y del frío pueden intensificar la experiencia mientras comes. Prueba estos ingredientes para incrementar el frio o el calor:

 

Calientes:

  • Chile
  • Canela
  • Jengibre
  • Ajo

 

Frío:

  • Menta 
  • Estragón

 

ÁCIDO

Un poco de limón, yoghurt o crema ácida puede agregar una acidez que acentuará dramáticamente otros sabores. Incluso, puedes probar vinagres con diferentes sabores que están disponibles hoy, desde el vinagre de manzana, hasta el vinagre balsámico, la pera o la harissa.

 

¡Es hora de explorar y motivarse a crear nuevos conceptos en tus platos! Recuerda que tienes un mundo ávido por encontrar lo que realmente le gusta a tus comensales. Pierde el miedo, juega y diviértete. Es el momento.